domingo, 3 de febrero de 2013

¡Ya va a comenzar el Súper Bowl!


¡Ya va a empezar el  Súper Bowl!
¡Siéntense, siéntense!

Sí, todos están invitados a sentarse cómodamente en su lugar predilecto, a mirar las cuatro horas del partido (sin contar las diez horas del previo) más esperado de toda la semana, incluso más anhelado que el de los propios ratones verdes.
Así animan un buen domingo padres, primos, hermanos, cuñados, vecinos, amigos y cualquier persona informada e interesada en la final de uno de los deportes que mayor audiencia genera en todo el planeta, según dicen los que saben de rating.
¡Ya va a empezar el juego! Y por qué perdérselo si estamos en familia, con carne asada y cervezas en mano. ¡Qué buen domingo caray!
Por qué, por qué no verlo si todo está puesto. La familia reunida y los elementos indicados para pasar un buen rato (que se prolonga por varias horas). Y es que para disfrutar de este domingo no hace falta nada más.
No hace falta preocuparse por la larga jornada de trabajo que mañana se nos viene encima. O el envío a la escuela de los niños. Claro, los niños que sí van a la escuela, porque hay otros tantos niños que no piensan en el uniforme, miles a los que no fastidian levantándolos temprano para acudir a unas “aburridas clases” (pensarán), que no se preguntan si la maestra dejará tarea o no, sino otros niños a los que levantan temprano para caminar las calles del mundo (pavimentadas o no), tratando de vender unos chicles, unos dulces, o para bolear unos zapatos y sacar unos cuantos pesos.
Pero es domingo, ¿para qué preocuparse? Aquí estamos muy a gusto pasando un rato de entretenimiento, acompañados también por las bocinas nuevas y ¡la pantalla! ¡Cómo olvidar la pantalla recién comprada! Ahora sí podremos ver bien a nuestras águilas.
De qué preocuparnos o por qué perdernos un partido que hemos estado esperando por varios meses…
De qué preocuparnos si es sólo un día el que tenemos para relajarnos.
¡Flaca! Sí, ya va a empezar ¡ándale!
Para qué salir del enredo televisivo y meterme en otros tantos enredos más.
Para qué prestar atención a esos revoltosos de *La Voz del Amate que se quejan y se quejan por estar encarcelados, quesque injustamente, y ahora se les da por ponerse en huelga de hambre. Es más, eso ni lo contó el López Dóriga. ¿De dónde son esos? El cuate sólo habló de treinta muertos en Pemex… ¿Ya van 33? No, sí estuvo grueso compadre…
Para qué distraernos con temas como esos, que los presos de La Voz del Amate en Chiapas, que el aniversario de José Martí, que hay seis millones de parados en España, que aún resisten los pueblos del Istmo en contra de la eólica transnacional Mareña Renovables, que la minera First Majestic Silver sigue flagelando la región de Wirikuta (sí, aún permanecen los trabajos de excavación), que a los israelitas no les basta con asesinar en Palestina, sino ya extendieron sus ataques y sobrevuelos a Siria y El Líbano, que el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo continúa acampando en la plaza de la paz contra el desplazamiento en Chiapas, que un joven queretano permanece en el calabozo después de una dudosa investigación de la procuraduría local, tras el pleito entre porras y la muerte de un aficionado americanista el año pasado…
¡Espera!
Ahora sí ya dieron la patada de inicio ¡Salud!
El juego más esperado por todos comienza y…
Y decía. Para qué prestar atención a eso. Para qué distraernos con esos grupos desplazados de su país y secuestrados en México; con la resistencia de los okupa “Villa Amalías” que están siendo reprimidos por el Estado griego; con el asesinato de Cícero Guedes, el líder del Movimiento de los Sin Tierra en Brasil; con la hambruna combinada con el brote de sarampión que existe en la República del Congo, que en medio de los torrenciales días se lleva a cabo una campaña para vacunar a unos 65 mil niños; para qué distraerse con  los mapuches que están siendo catalogados como terroristas, además de ser apresados y asesinados en Chile; con los civiles de Malí amenazados por un conflicto auspiciado por Francia; con millones de personas (a las que se obstinan en llamarles mendigos) deambulando por los senderos más visibles y a la vez oscuros del orbe, frente a nuestros ojos; con el estado de alerta en el que están Las Abejas de Acteal (¿Qué quiénes son esas Las Abejas y dónde está Acteal?); y también por qué distraernos con las nuevas cartas zapatistas que auguran una, diez, cien y mil veces ¡Marichiweu! Para qué distraernos…
Por qué no disfrutar de un domingo cualquiera, estrepitosamente tranquilo, con la familia, tras una semana dura en el trabajo.
¿Por qué no disfrutar del partido? Total, si siempre vivimos preocupados por lo que nos sucede, cómo no disfrutar de los pocos espacios que nos quedan para relajar el vaivén de las emociones.

*Foto: Mediotiempo.com

3 comentarios:

Eduardo Casillas dijo...

Este domingo se anunció (por twitter) la muerte de otra persona por la explosión en Torre de Pemex. Son, hasta ahora, 34 personas fallecidas.

Saul Jaen Sanchez dijo...

¡¡¡ Lalo esto es de lo que mas ha gustado de tus publicaciones definitivamente una gran manera de regesarte a la realidad. Sobre toda a esa realidad que no te dejan ver o no te quieren mostrar los medios.


Saludos Hermano
Jaen

Eduardo Casillas dijo...

Así es. Hay todo un océano de informaciones que quedan obstaculizadas en el filtro de la televisión de entretenimiento (y que funcionan también como voceros del propio Estado), así que Internet es una excelente herramienta para ampliar nuestro panorama informativo.
Saúl, es un gusto tenerte activo en la comunidad, y por aquí seguimos expresando nuestras vicisitudes. Un gran abrazo.